Inicio

Inversión Inmobiliaria

"Invertir en propiedades inmobiliarias es una buena opción"

 

¿Qué es una inversión inmobiliaria?

Son los bienes inmuebles (casas, departamentos, terrenos, edificios, etc) que se adquieren:

•Para obtener rentas.

•Para obtener plusvalías.

•Para obtener ambas.

Los flujos de efectivo derivados de estas inversiones inmobiliarias son muy redituables.

 

Existen algunas formas de invertir en bienes raíces:

 

1.- Invertir en Obra Nueva

 

Invertir en obra nueva, para su venta a corto plazo. Esta opción es muy rentable, ya que la inversión es siempre inferior al 30% del valor de la vivienda, pero su revalorización se produce sobre el precio total de la misma. Las viviendas sobre planos en muchas ocasiones disminuye notablemente el valor de la inversión inicial. Los Inversores acostumbrados a este proceso suelen obtener importantes beneficios, reservan uno o más apartamentos antes del comienzo de la construcción. Por lo general, el promotor solicitará al inversor que abone entre un 10 y un 30% del total del precio de venta durante la construcción (normalmente entre 18 y 24 meses) y el resto se abonará a la finalización de la obra y a través de una hipoteca obtenida a través de las entidades financieras.

 

2.- Invertir para alquilar

 

Invertir en propiedades inmobiliarias para ponerlas en alquiler es otra una buena opción. La compra de una propiedad para su posterior alquiler suele ser una fórmula que puede proporcionar al propietario importantes beneficios, ya que, por lo general, los ingresos que se perciben por dicho alquiler suelen ser mucho más altos que el interés que se paga por la hipoteca de la vivienda. Por tanto, el coste de mantener dicha vivienda es nulo, mientras que la apreciación del capital invertido suele generar también unos beneficios sumamente importantes a largo plazo. Obviamente, todos estos resultados están sujetos a que el propietario encuentre unos inquilinos, por lo que es recomendable estar siempre informado sobre la situación del mercado de alquiler.

La demanda de viviendas de alquiler sigue aumentando a un ritmo cada vez más acelerado, que se sustenta en los siguientes factores:

  • Los precios de la vivienda son bastante altos para compradores (sobre todo para los que buscan su primera vivienda), por lo que suelen decantarse por el alquiler.

  • Un cada vez mayor número de personas solteras o estudiantes que prefieren alquilar una vivienda, ya que de esta forma tienen mayor flexibilidad para cambiar de domicilio.

  • La temporalidad en los contratos de trabajo hace que cada vez se busque más el disponer de mayor flexibilidad y movilidad.

  • La vivienda de alquiler está perdiendo el desprestigio social al que se solía asociar.

  • Un constante aumento del consumo personal y la consecuente pérdida de ahorro lleva consigo que sea cada vez menor el número de personas que pueden acceder a la compra de una vivienda.

3.- Invertir en oportunidades

Si usted es un inversor ágil, siempre surgen situaciones que requieren una actuación rápida, bien por traslado de domicilio, por realizar una compra, un gasto, dificultades financieras, etc.

 

4.- Invertir con cargas.

Invertir con cargas. Inmuebles con inquilinos, de renta antigua, casas renteras, pendientes de testamentarias, pro indivisos pendientes de liquidar, censos fiduciarios, etc. Esta opción le permite invertir a medio plazo con una alta rentabilidad.

 

5.- Invertir en inmuebles comerciales con rentabilidad

Activos en centros comerciales, locales, edificios, arrendados a grandes compañías con una renta superior al 6,5% y localizados en zonas de alta revalorización

Invertir en inmuebles con uso parcial. Casas en la costa o la montaña que puede utilizar durante parte del año y alquilar durante el resto, suites de hoteles de lujo, fincas de recreo, mansiones de prestigio, apartamentos a bordo de trasatlánticos, islas en paraísos de la naturaleza, golf resorts, etc.

 

6.- Invertir en inmuebles con uso parcial

Activos en centros comerciales, locales, edificios, arrendados a grandes compañías con una renta superior al 6,5% y localizados en zonas de alta revalorización.

 

Algunos consejos:

 

LOS BENEFICIOS SE OBTIENEN CUANDO SE COMPRA, NO NECESARIAMENTE CUANDO SE VENDE.

  • ¡ Realice una inversión segura !!!!! Sepa cuándo y dónde comprar.

  • Dependiendo de la situación de una promoción, el precio suele aumentar, como media, un 10-15%, algunas veces más.

  • Los beneficios se obtienen sobre el precio total, aunque se haya abonado solo una cantidad del precio. (10-30%).

  • Las formas de pago de las promociones varían. En muchos casos sólo se requiere entre un 10-35% del precio total. El resto, a la finalización de la obra. (La mayoría de los promotores suelen ofrecer hipotecas, para la financiación de la propiedad, una vez ha sido abonado el depósito.)

  • El periodo de construcción de las promociones suele oscilar entre uno y dos años.

  • Casi todas las propiedades pueden ser revendidas en cualquier momento.

  • Invertir para alquilar. Rentabilidad estable a largo plazo.

Redes Sociales

        

Inicio  ¿Qué es el Crédito?  Inversiones Inmobiliarias  Forex  Bolsa de Valores  Fondos de Inversión  Inversiones Financieras  Banco de Crédito de Perú  BANCOMER México  enlace 
Banco de Crédito e Inversiones Chile  Infonavit  BANCOLOMBIA